rebajas

¿Cómo realizar un buen mantenimiento del buje de la bicicleta?

29/11/2022
mantenimiento buje bicicleta
1509
Vistas

El ajuste y mantenimiento del buje de la bicicleta es una operación relativamente sencilla. Limpiarlo y controlarlo con regularidad es fundamental para garantizar el correcto funcionamiento de las ruedas. Tanto por su posición como por su importancia, el buje es el componente central de ambas ruedas. En esta pieza cilíndrica, se alojan dos elementos esenciales para la rotación: los rodamientos y el eje. El buje alberga también el disco de freno y está unido a la llanta a través de los radios. Aprender a darle su mantenimiento te va a ahorrar muchos problemas. Te explicamos cómo hacerlo.

VER TODAS LAS HERRAMIENTAS PARA BICICLETA

Consejos para ajustar, mantener y limpiar el buje de la bicicleta

La mayoría de los bujes se fabrican con aluminio. Algunos componentes, como los trinquetes y las tuercas, son de acero. Existen diferentes tipos de buje en función de su forma, su ancho de eje y sus dimensiones. Los consejos que vamos a darte sirven para casi todos ellos, tanto para la rueda delantera como para la trasera. Por ello, no queremos entrar en detalles con respecto a la clasificación de los bujes. Nos limitaremos a recordarte las tres tipologías principales según su clase de eje:

  • Buje con eje de cierre rápido: Es el más convencional. Consta de una varilla que cruza todo el buje. Se enrosca y fija mediante una palometa en el extremo.
  • Buje con eje pasante: También es conocido como buje de tornillo. El eje se ensambla por un lado, recorre el interior del buje y se atornilla en el otro extremo.
  • Buje con sistema boost: Es el más común en las MTB debido a su mayor rigidez y resistencia.

Los rodamientos pueden ser sellados o de bolas y conos ajustables. Los bujes con rodamientos sellados no requieren mantenimiento, sino una sustitución cuando se desgastan. En cambio, los bujes de conos y bolas sí necesitan un mantenimiento regular. De ellos nos vamos a ocupar. Pongámonos manos a la obra.

¿Cada cuánto tiempo debes mantener y limpiar el buje de la bicicleta?

Limpiar el buje de la bicicleta a menudo, aunque sea de una manera superficial, te ahorrará trabajo cuando llegue la hora de hacer un mantenimiento más profundo. Obviamente, la frecuencia y la intensidad de tus salidas en bicicleta condicionan el estado de los bujes. La climatología de tu zona o el terreno por donde sueles salir también influyen en la cantidad de suciedad acumulada. Según estos factores, te recomendamos realizar esta operación entre una y tres veces al año.

¿Qué herramientas necesitas?

Lo primero que debes hacer es preparar las herramientas necesarias. En la siguiente lista, hemos incluido las que debes tener a mano en todo momento:

VER TODAS LAS HERRAMIENTAS PARA BICICLETA

El mantenimiento de los bujes en 10 pasos

Si prestas atención a los siguientes pasos y los sigues tal y como te indicamos, tendrás los bujes de tu bicicleta listos para rodar durante muchos kilómetros.

1. Desmonta el cassette

Comenzamos con el buje trasero. Desmonta el cassette y el disco con ayuda de la llave de cadena y del extractor de piñones.

desmontar cassette

2. Afloja la contratuerca

Retira el guardapolvos del lado izquierdo de la rueda y afloja la contratuerca exterior con una llave de conos de la medida adecuada. Las medidas más habituales son 15 y 17 milímetros.

extraer buje

3. Extrae eje interior

Una vez que hayas quitado la tuerca y la contratuerca del lado izquierdo, extrae el eje del interior del buje.

4. Saca las bolas del rodamiento

Con un destornillador, saca las bolas del rodamiento con cuidado y cuéntalas. Este paso es delicado. Si no se presta la debida atención, es fácil que se pierda alguna bola.

extraer bolsas de rodamiento

5. Limpia cada pieza

En estos momentos, ya tienes frente a ti todos los componentes: los conos, el cuerpo cilíndrico del buje, las bolas, el eje central y el guardapolvos. Limpia cuidadosamente con un trapo cada una de estas piezas.

limpiar piezas buje

6. Engrasa el buje

Engrasa el cuerpo del buje y vuelve a colocar las bolas del rodamiento en su sitio. Comprueba antes si se encuentran en buen estado. Si no fuera así, deberías sustituirlas por unas nuevas.

engrasa bicicleta

7. Introduce eje central

Una vez que hayas colocado todas las bolas del rodamiento por ambos lados, puedes volver a introducir el eje central por el lado derecho. En el lado izquierdo, enrosca el cono, la tuerca y la contratuerca.

insertar eje central buje

8. Ajusta el eje central

Ajusta el eje central con la llave de conos de 15 milímetros. Trata de hacerlo de una manera equilibrada. Si lo aprietas mucho, la rueda no girará bien. Si lo dejas demasiado suelto, no proporcionará la estabilidad adecuada.

9. Pon la contratuerca

Vuelve a poner la contratuerca exterior con la llave de conos.

10. Comprobar que todo está correctamente

Por último, comprueba que todos los componentes que acabas de ajustar están en su lugar. Es especialmente importante que los conos no se muevan.

Estos diez pasos para el mantenimiento del buje de la bicicleta sirven para ambas ruedas. Obviamente, la delantera es más sencilla, ya que no tiene cassette. Si realizas esta operación con regularidad, las ruedas de tu bicicleta girarán siempre con suavidad y la máxima eficiencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *