#RedCupProject

RedCupProject
660
Vistas

¿Hay algo más vulnerable que un vaso de plástico en la calzada de una calle? Recientemente, Dave Salovesh, un abogado y activista en favor de la bicicleta murió atropellado en Washington, D.C. por un coche que huía a 112 km/h de la policía. Compañeros y amigos de Dave, como señal de protesta, se tumbaron en el suelo durante unos minutos en la calle.

red cup project

Al mismo tiempo, a nivel global en redes sociales, como tributo a Dave se ha puesto en marcha una acción simbólica más visible. Consiste en plantar vasos de plástico a lo largo de la líneas que separan los carriles bicis del resto de carriles de circulación, mostrando así la vulnerabilidad de los ciclistas cuando circulan por los carriles para bicis sin barreras físicas.

El primero en realizar la acción y dar visibilidad a la vulnerabilidad que sufren los ciclistas fue Sam Balto, un profesor que empezó a plantar vasos en Portland, Oregón. Balto ha definido la protesta como «simple, pero una manera empoderadora de hacer correr el mensaje de que urbanistas y políticos necesitan mejorar las infraestructuras ciclistas para hacerlas más seguras». 

red cup project

El movimiento se ha hecho viral y desde todos los puntos del planeta ciclistas urbanos anónimos han subido a las redes sociales los resultados de esta acción de bici-guerrilla, que no pueden ser más claros visualmente.

red cup project

 

«Tú mismo puedes realizar una acción de este tipo, no solo retuitear o darle like y sentir que ya has hecho algo. Puedes salir a la calle y conocer e interactuar con otros ciclistas. Ver, tocar y sentir que estás haciendo algo que vale la pena», ha comentado Balto.

¿Y tú, vas a hacer algo por el #RedCupProject?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.