Dolores de rodilla en bicicleta: ¿Cómo evitarlos?

Cómo evitar dolores en la rodilla
383
Views

Montar en bicicleta es un deporte en el que puedes sufrir molestias o lesiones en tu cuerpo. La más frecuente, eso sí, especialmente en los ciclistas amateurs es el dolor de rodilla. Nos referimos concretamente a amateurs porque son los que suelen ajustar la bici a simple vista y sin tener en cuenta los datos biomecánicos. La rodilla es una articulación muy compleja que se ejercita de manera constante mientras pedaleas y donde se concentran el mayor número de lesiones.

A menudo, pensamos que el dolor que sufrimos en la rodilla es por culpa de entrenar demasiado, pero generalmente no es así. La rodilla de un ciclista, en la mayoría de los casos, sufre un mal ajuste de algún componente de nuestra bicicleta. Es importante focalizar qué tipo de dolor experimentas y en consecuencia, corregir tu posición encima de la bicicleta para poder solucionar este problema.

Desde Santafixie nos preocupamos por tu salud y por tu comodidad y sin sufrir ningún tipo de lesión. En este post pasamos a enumerar los dolores más frecuentes de rodilla que puede sufrir un ciclista y ofrecerte algunos consejos para remediarlos y si cabe la posibilidad, evitarlos.

Tipos de dolores en la rodilla

Es importante identificar el tipo de dolor que sufres en la rodilla, ya que gracias a eso podrás tener una orientación de qué componente de tu bicicleta debes ajustar o cambiar para evitar estas molestias. Dependiendo del dolor tendrás que modificar una u otra parte de tu bici. A continuación, en función a la zona en que se produce el dolor, hemos seleccionado las zonas de la rodilla donde los ciclistas acostumbran a sufrir algún tipo de dolor.

zonas de dolor en la rodilla

1. Dolor lateral en la rodilla

Si sufres dolor en el lateral de una de tus rodillas será porque tienes los ligamentos colaterales inflamados. Este suele ser uno de los dolores más comunes de un ciclista que utiliza zapatillas con pedales automáticos y tiene una incorrecta posición de las calas con los pedales. Puede ser que el problema sea otro, pero este es el más común.

Los ligamentos de tu rodilla han sufrido demasiada tensión mientras le estabas dando a los pedales y este repetitivo movimiento lo has hecho una gran cantidad de veces. Por culpa de esta constante repetición de un movimiento mal realizado, se te ha inflamado el ligamento lateral de tu rodilla.

Para que puedas saber en qué posición debes colocar las calas de tus zapatillas, debes sentarte en una mesa y relajar completamente tus piernas. Cuando tengas las piernas suspendidas en el aire, debes fijarte en la posición de tus pies, esa será su posición natural, por lo tanto, la que deberás tener en cuenta cuando te subas en tu bicicleta para aplicar correctamente la posición de tus calas.

Dolor lateral en la rodilla

2. Dolor en la parte anterior de la rodilla

Como hemos mencionado anteriormente, la rodilla es una parte del cuerpo muy compleja y si te duele la parte frontal, lo más probable es que sea por un exceso de entrenamiento, cansancio o agotamiento. Del mismo modo, cabe la posibilidad de que el dolor sea producido por llevar el sillín demasiado bajo o adelantado, o que la longitud de tus bielas sea incorrecta.

El dolor que sientas se focaliza alrededor de toda la rodilla y es importante determinar exactamente qué punto es el que más te duele. Probablemente sea el tendón del cuádriceps que se une con la rótula, ya que cada vez que aplicas fuerza a los pedales, esa fuerza se transmite a la articulación.

Este dolor en la rodilla acostumbra a aparecer después de montar en bici, una vez el cuerpo se enfría y se relaja.

3. Dolor en la parte posterior de la rodilla

La principal causa del dolor en la parte trasera de la rodilla surge por llevar el sillín de tu bicicleta demasiado alto o colocado demasiado hacia atrás, causando así una extensión excesiva de tus piernas. Este dolor es el menos frecuente entre los ciclistas, normalmente se acostumbra a llevar el sillín más bajo de lo normal, pero eso no quiere decir que sea menos grave.

Así que si sufres de dolor en la parte trasera de tu rodilla, seguramente sea porque vas demasiado alto o con el sillín colocado muy hacia atrás. Recuerda que para un buen pedaleo siempre es mejor tener la rodilla ligeramente flexionada y que no sobrepase la punta de tus pies cuando la flexionas.

Si sufres algún tipo de dolor en las rodillas, ¿has logrado localizar el tuyo? Si ya lo tienes, a continuación te daremos unos consejos para remediarlo.

Dolor en la parte anterior y posterior de la rodilla

Fuente: solobici.es

Consejos para evitar el dolor de rodilla en el ciclismo

Estos son los consejos más básicos que te podemos dar para evitar posibles dolores en la rodilla cuando vas en bicicleta.

1. Utilizar herramientas para ajustar la bicicleta

Te recomendamos que tengas siempre a mano una herramienta para poder ajustar correctamente cualquier parte de tu bicicleta. Como hemos mencionado anteriormente, los dolores de rodilla aparecen por ir en bicicleta en mala posición, así que es muy importante que lo tengas todo bien ajustado y acorde a tu anatomía. Los dolores de rodilla en los ciclistas son producidos por la inflamación de los tendones o los ligamentos que la forman, si ves que el dolor no desaparece después de ajustar tu bici correctamente, te recomendamos que apliques hielo en la zona afectada para desinflamarla y descansar durante unos días.

Ajuste correcto de la bici para evitar dolores en la rodilla

3. Realizar estiramientos antes y después de cada salida

También te diremos que una correcta posición no lo es todo, asimismo puedes tener algún tipo de dolor por tener tus músculos de las piernas fatigados. La importancia de los estiramientos para ciclistas es fundamental para destensar tu musculatura y relajarla después de realizar cualquier entrenamiento.

4. Acudir a un especialista para ajustar correctamente tu bicicleta

Si tu dolor de rodilla te sigue molestando, te recomendamos que visites a un especialista para que pueda hacerte un estudio biomecánico y te ajuste la bicicleta al milímetro. Por otra parte, si entrenas con frecuencia o utilizas mucho la bicicleta, te sugerimos que visites al fisioterapeuta para que te deje como nuevo.

Esperamos que con estos pequeños consejos tus molestias en la rodilla terminen desapareciendo. Verás que con pequeños ajustes de tu postura evitarás tener molestias. Insistimos, si después de ajustar tus medidas sigues teniendo dolores, acude a un especialista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *