Consejos para limpiar tu casco y evitar malos olores

soluciones para el mal olor de tu casco
897
Vistas

Hay que tener en cuenta la limpieza de los elementos que utilizamos cuando vamos en bicicleta para su correcto uso y para alargar su vida útil.

Tanto si utilizamos el casco diariamente o esporádicamente debemos mantenerlo limpio para que no genere malos olores. El simple hecho de no limpiar el casco cada vez que salimos a rodar en bicicleta y dejar que se vaya acumulando suciedad y bacterias puede poner en riesgo nuestra seguridad, ya que los elementos de protección del casco se pueden deteriorar y pueden dejar de protegernos la cabeza con total seguridad. Expertos en la seguridad de los cascos dicen que tener un buen mantenimiento puede alargar la vida útil del casco y ofrecernos la protección necesaria en caso de accidente.

¿Cómo limpiar el casco de nuestra bicicleta? A continuación hemos creado una lista con los pasos que hay que tener en cuenta para limpiar el casco correctamente, combatir el mal olor y poder tener un buen mantenimiento para que nos pueda durar mucho tiempo, ofreciéndonos siempre total seguridad y comodidad.

6 consejos para limpiar tu casco correctamente

Para limpiar el casco de la bici correctamente hay que seguir unos pasos que no nos van a quitar más de 15 minutos de nuestro día y nos servirá para mantener nuestro casco en el mejor estado posible. Seguidamente hemos creado una lista de 6 consejos para aplicarlos en la limpieza de nuestro casco.

Consejos para limpiar tu casco y evitar malos olores

1. Limpiar el interior del casco

Limpiar la parte interior de nuestro casco es la zona más importante. En su interior encontramos las espumas que es donde se acumula todo nuestro sudor mientras montamos en bici. Se recomienda que después de cada salida limpiemos correctamente las espumas con agua tibia, por debajo de los 25 ºC mezclándola con un jabón neutro, ya que la composición de algunos limpiadores puede deteriorar las espumas y degradar los materiales del casco.

2. Lavar correctamente las correas de sujeción

Otra parte importante del casco que hay que limpiar correctamente cuando acabamos de montar en bicicleta son las correas que ajustan el casco. Esta parte también acumula mucho sudor ya que la tenemos siempre en contacto con nuestra cara. Para limpiarla correctamente hay que seguir el mismo proceso que hemos mencionado anteriormente.

3. Limpiar el exterior del casco

Para lavar el exterior del casco es suficiente con un paño suave, si es de microfibra mejor. Igual que en la parte interior, hay que mojar el paño con un poco de agua tibia y jabón neutro y pasárselo por toda la carcasa. Una vez hecho este proceso, enjuagarlo bien y secarlo.

4. Secar el casco correctamente

Una vez tengamos todas las partes del casco bien limpias, hay que enjuagarlas hasta que no quede nada de jabón en ellas. Una vez las tengamos bien enjuagadas, hay que secarlas correctamente, para ello utilizaremos papel o el secador, también podemos exponerlo al sol pero durante poco rato. Hay que tener en cuenta que si secamos el interior del casco con el secador lo hagamos con aire frío, ya que hacerlo con aire caliente podría afectar algunas partes y dañarlas. Si el secador no dispone de aire frío, se recomienda no usarlo y utilizar solamente papel o exponerlo al aire libre.

Es muy importante secar bien las espumas sin dejar rastros de humedad y asegurarnos de instalarlas bien una vez estén completamente secas.

5. Evitar limpiadores de aerosol

Hay que evitar los productos de aerosol para la limpieza de nuestro casco. Estos productos contienen disolventes o derivados del alcohol que son muy perjudiciales para los materiales sintéticos que forman el casco y podrían dañarlos.

Consejos para limpiar tu casco y evitar malos olores

6. Guardar correctamente el casco

El sitio donde guardamos el casco es muy importante para evitar el deterioro de los componentes y alargar su vida útil. Debemos evitar tenerlo expuesto mucho rato en el sol, ya que los componentes internos se pueden deteriorar con mayor facilidad y eso puede comprometer nuestra seguridad.

Es aconsejable que después de lavar correctamente el casco lo expongamos al sol para que se ventile y se seque correctamente. Una vez seco, hay que guardarlo en un lugar fresco y seguro. Es importante que el sitio donde se guarde el casco no tenga peligro de recibir golpes ni caídas para no dañarlo.

Consejos para limpiar tu casco y evitar malos olores

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *