¿Cómo frenar con tu bicicleta fixie sin frenos?

como frenar con tu bici fixie sin frenos
1511
Vistas

Las bicicletas fixie son muy elegantes, tienen un mantenimiento muy básico y la mecánica para utilizarlas es muy sencilla, ya que se centra básicamente en tu habilidad con la bicicleta y la fuerza que le aplicas a los pedales mediante tus piernas. La gracia está cuando decides quitarle los frenos a tu bici para poder vivir realmente la experiencia de montar en una verdadera fixie. Ahora te estarás preguntando: ¿Cómo se frena si no tengo frenos ni ningún elemento que frene las ruedas de mi bici?

No te preocupes, como expertos en el mundo del piñón fijo, te vamos a contar distintos métodos y consejos para que puedas frenar correctamente con tu bicicleta fixie y domines completamente este distinto estilo de conducción.

VER TODAS LAS BICICLETAS FIXIE

5 Métodos y consejos para frenar con tu fixie

A continuación, te vamos a contar distintas técnicas para que logres frenar con tu fixie y puedas disfrutar del puro estilo del piñón fijo.

1. La base de la frenada está en tus piernas

Eso es, tus piernas serán tu principal aliado para que puedas frenar correctamente. Para hacer que tu bicicleta pierda velocidad deberás dejar de pedalear y relajar tus piernas para que la bici se vaya frenando poco a poco hasta que se detenga totalmente. Es verdad que para aplicar este método, la distancia de frenado es mayor y necesitarás más tiempo. Este método de frenado es recomendable aplicarlo cuando circulas por terrenos llanos o sin pendiente, ya que la bicicleta se podrá detener por ella misma sin ningún peligro.

utiliza las piernas para frenar con fixie

2. Equípate con unos straps

Monta unos straps en tus pedales de plataforma y ajústalos correctamente según el tipo de zapatilla que utilices. Es importante que el pie quede bien sujeto con el pedal y que tenga el espacio suficiente para que puedas retirarlo correctamente.

Los straps te ayudarán a frenar tu fixie cuando circules a altas velocidades y quieras disminuir rápidamente tu velocidad. Para poder frenar tu fixie, deberás hacer presión con tus pies hacia el sentido contrario del pedaleo y verás que la velocidad de tu fixie disminuye rápidamente. Este método requiere un poco de práctica y fuerza pero resulta muy útil.

utiliza straps para frenas con fixie

VER TODOS LOS STRAPS PARA BICICLETA

3. Ejecuta y aprende a hacer «Skid»

Te estarás preguntando, ¿qué es hacer Skid?. «Skid» es el término que se utiliza cuando se hace un derrape en el mundo de las fixies. Es la acción que te permite derrapar con tu fixie para que puedas realizar una frenada fuerte y rápida. Se utiliza, mayoritariamente, cuando se circula a altas velocidades y necesitas una rápida respuesta para conseguir frenar tu bici.

Es un sistema de frenado que requiere algo de práctica y experiencia. Para poder aplicarlo y conseguir que tu fixie derrape, debes realizar el método de aplicar fuerza y presión hacia el sentido contrario del pedaleo, pero esta vez de una forma más brusca y firme. La principal presión al pedal la debes aplicar con el pie que tienes más cerca del suelo, el otro pie lo tendrás más elevado y deberás aplicar la fuerza contraria, en este caso hacia arriba utilizando el strap. El principal objetivo es que consigas bloquear la rueda trasera de tu fixie con la propia fuerza de tus piernas.

Para poder hacerlo correctamente, debes sujetar fuerte el manillar de tu bici por la parte central, aplicar todo tu peso hacia la parte delantera de la bici y levantarte para poder quitar peso en la rueda trasera y así poder bloquear con más fuerza los pedales de tu bicicleta para conseguir que derrape.

Es clave aplicar correctamente el peso en la parte delantera para que funcione y puedas mantener el control de la bici cuando estás derrapando. Con este conjunto de pasos, podrás derrapar y conseguir frenar tu fixie cuando vayas a toda pastilla por las calles de tu ciudad.

pasos para frenas con fixie

Fuente: Fixedgearcenter

4. Haz «Hop-stop» para regular tu velocidad

El «Hop-stop» es el hermano menor del «Skid». Es un sistema muy parecido, pero se realiza haciendo movimientos más cortos para que puedas regular la velocidad a la que circulas. Es el método que más se utiliza en las fixies para conseguir mantener el control de la velocidad.

Para realizarlo, debes aplicar la misma mecánica que el «Skid», pero esta vez debes levantar ligeramente la rueda trasera para que quede suspendida en el aire. Cuando la rueda vuelva a contactar con el suelo, notarás un pequeño deslizamiento acompañado con una ligera pérdida de velocidad. Debes realizar el mismo movimiento repetidas veces hasta que consigas la velocidad que deseas. Son movimientos muy cortos y repetitivos e igual que el «Skid» requieren de práctica y constancia.

5. Circula con seguridad anticipándote a tus movimientos

Cuando circulas con la bici fixie, debes estar muy atento a todo lo que te rodea. Es importante que siempre anticipes todos tus movimientos, ya que el tiempo de reacción de la frenada es mucho mayor en comparación a las bicis que no tienen piñón fijo.

Siempre debes estar con los cinco sentidos puestos y preparado para ajustar la velocidad o derrapar en cualquier momento.

Así que ya sabes, aquí tienes los mejores consejos para que puedas frenar con tu fixie una vez le quites los frenos. No te preocupes si no te sale a la primera, sal ahí fuera, practica y empieza a gastar las cubiertas de tu fixie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *