Animando a mujeres a moverse en bicicleta por la ciudad

mujeres para moverse en bici por la ciudad
428
Vistas

Elena García es una pamplonesa que vive y trabaja en Madrid desde hace dos décadas y desde casi la mitad de tiempo, la bicicleta es su compañera para moverse por la ciudad. Gastó un dinero de inicio, una Brompton, pero casi diez años después se felicita por haberlo hecho: “Es una inversión más que amortizada”.  Y no sólo lo dice por la calidad de su máquina, también por el servicio que le ha dado estos años, cientos de movimientos ahorrando tiempo y dinero y, en estos días de pandemia, esquivando el transporte público, algo que muchas personas tienen como prioridad estos días

mujeres ciclistas

El beneficio que le ha dado la bicicleta es enorme, y no escatima explicaciones para que otras mujeres se suban a ella y prueben que la “flaca” es un instrumento perfecto para moverse por la gran urbe. Calcula que algo menos 20% de los ciclistas urbanos de Madrid son mujeres, un porcentaje bajo a su juicio, un porcentaje para el que trabaja sin prisa pero sin pausa. “No sabría decir un único motivo para esta estadística, la verdad, juega un papel muy fuerte el factor psicológico, la mujer puede parece más precavida saliendo a la calzada, por educación quizá somos más miedosas, también le puede costar más el mantenimiento de su bicicleta” afirma. 

Para ello ha programado diferentes talleres que buscan la integración de la mujer a la familia de ciclistas urbanos: “Queremos que sean conscientes de la dificultades que se van a encontrar y la forma de superarlas”. 

Más mujeres ciclistas a largo plazo 

Sería como un círculo virtuoso, si el “pelotón” de mujeres ciclistas en Madrid crece, las niñas querrán imitarlas, incluso incluir la bicicleta como un modo de hacer deporte o mantener una vida sana, una costumbre que cuando lleguen a adultas sería más sencilla de mantener. Es un trabajo a largo plazo, sin duda. 

Lo hace desde Madrid Ciclista, una asociación de ciclistas que sin ser mayoritaria “va haciendo cositas, la verdad, y notamos que se nos escucha. Ponemos acento en que los ciclistas se atrevan a circular por la calzada, por que creemos que es seguro y además posible, incluso fuera de carriles bici que en ocasiones son estrechos e incómodos”.  En ese sentido defiende vías ciclables “como las Colmenar, que une poblaciones y te evitan tramos peligrosos, por que en la almendra central, salvo excepciones, podemos decir que el coche se ha acostumbrado a las bicicletas”. Una realidad que tocó el cielo los primeros días de desescalada, con imágenes de Madrid tomada por bicicletas.

mujeres ciclistas

Algunas mujeres “no cogen la bicicleta por un tema de practicidad, por si llevar a los niños al cole o los tienen que recoger. Espero se sumen más, no se necesita mucho, una bicicleta en buen estado, en ciclismo urbano no hay bicicletas específicas para mujeres como en carretera, pero sin embargo las hay muy cómodas”.  Cada cierto tiempo hacen quedadas ciclistas de entre 10 y 20 personas, organizadas por un grupo de Telegram compuesto por 200 personas. Han hecho rutas sorprendentes para muchas, como por ejemplo llegar al aeropuerto en bicicleta sin necesidad de tomar una vía principal, también han sabido más de los túneles de Madrid, terrenos que parecían proscritos para los ciclistas. 

Y es que con esto de los túneles, la bicicleta por la ciudad es como todo, una cosa es pensar qué será y otra probarla, al final, los beneficios de un medio ecológico, sostenible y económico no entiende de otra cosa que no sean personas que quieran ciudades mejor para sí y para los suyos.  “Para mí la bici es como volver un poco a la infancia, al juego. El transporte se vuelve interesante en sí mismo, llegas al trabajo con la cabeza despierta y el cuerpo activado. Te mueves, no te mueven, controlas lo que sucede a tu alrededor, te sientes parte de la ciudad. Y me gusta que me vean, despertar esas ganas de bici en otros, que se pregunten ¿y porqué no yo?” anima Elena. 

 

Por Ibán Vega, El Cuaderno de JoanSeguidor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *